×cookies

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

Nueva Directiva de ePrivacidad ¿Está preparado tu eCommerce?

Noticia

La mayoría de los eCommerce utilizan las comunicaciones electrónicas para ponerse en contacto con sus clientes, mejorar la relación, enviarles ofertas comerciales y en general promocionar sus productos y/o servicios, y por ello es importante estar al día de las últimas novedades en materia de privacidad y que afectan directamente a las comunicaciones electrónicas

prorección de datos

Las alarmas que suenan en la industria no se deben al Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, por sus siglas en inglés), una dura ley de privacidad que entró en vigor el viernes en la Unión Europea. Más bien, la causa es una ley de privacidad aún más estricta que está pendiente: el próximo terreno de batalla de la industria tecnológica en Europa. Se llama Reglamento sobre Privacidad Electrónica, y protege en específico la confidencialidad de las comunicaciones electrónicas. El Parlamento Europeo aprobó la ley en el otoño de 2017 y en este momento la está revisando el Consejo de la Unión Europea, un grupo de funcionarios gubernamentales que representa a los 28 países miembros. En un inicio, las autoridades del bloque tenían la intención de que la ley entrara en vigor este mes, pero las negociaciones en el consejo se han detenido por desacuerdos internos.
El Reglamento sobre Privacidad Electrónica remplazará y ampliará una directiva más antigua de la Unión Europea -la cual abarcaba las telecomunicaciones tradicionales como las llamadas de voz- al incluir las comunicaciones digitales como los mensajes de texto y las aplicaciones para conversar en video.
La legislación tiene solo una condición para que una empresa pueda utilizar los datos o metadatos sobre las comunicaciones electrónicas de los usuarios: obtener el permiso explícito e informado de los consumidores para utilizar su información con un propósito específico acordado. El proyecto de ley también obliga a las empresas a ofrecer los mismos servicios de comunicación a las personas, ya sea que acepten o no que se recolecten sus datos.
La idea de la que parte esta Propuesta es la de crear nuevas posibilidades para tratar datos de comunicación y reforzar la confianza y seguridad en el mercado único digital. Esto beneficiará sin duda a los negocios online, puesto que permitirá mejorar las relaciones a través de medios electrónicos entre eCommerce y consumidores. Además, esta Propuesta incluye normas aplicables a las comunicaciones electrónicas que siguen ya los principios del nuevo Reglamento Europeo de Protección de Datos que resultará directamente aplicable a todos los estados miembros a partir del 25 de mayo de 2018.
La nueva propuesta contiene una serie de aspectos interesantes para los eCommerce que deben tenerse en cuenta para llevar a cabo buenas prácticas en las comunicaciones comerciales con consumidores y usuarios.
1.Nuevos participantes
La nueva propuesta amplia el ámbito de aplicación de las normas sobre privacidad, que hasta ahora solo se aplicaban a los medios de telecomunicación tradicionales, a los nuevos proveedores de servicios de comunicaciones electrónicas, como WhatsApp, Facebook Messenger, Skype, Gmail, iMessage o Viber. Esta resultará muy útil para reforzar la confianza de los consumidores en los negocios online, teniendo en cuenta que prácticamente la totalidad de los europeos (92%) afirman que es importante que sus correos electrónicos y mensajes en línea mantengan la confidencialidad.
2.Unificación de normas más estrictas
La nueva propuesta busca armonizar la normativa sobre privacidad en las telecomunicaciones de modo que todos los ciudadanos y las empresas de la UE disfruten del mismo nivel de protección de sus comunicaciones electrónicas. Resultará muchos más sencillo para los eCommerce de ámbito europeo conocer y cumplir la normativa si existe un único conjunto de normas en toda la UE
3. Contenidos de las comunicaciones
La privacidad estará garantizada para el contenido y los metadatos derivados de las comunicaciones electrónicas (los metadatos son informaciones sobre datos como por ejemplo, la hora y el lugar en que se efectúa una llamada). La Comisión entiende que estos datos tienen un alto componente de privacidad por lo que la Propuesta indica que deberán anonimizarse o suprimirse si los usuarios no han dado su consentimiento, salvo que se necesiten los datos, por ejemplo, para la facturación.
4. Simplificación de las normas sobre las cookies
Actualmente apenas existe ningún sitio web que no utilice cookies y que no tenga en un banner informando a los usuarios sobre el uso de las mismas y solicitando al usuario su consentimiento. Con la nueva Propuesta, la Comisión plantea racionalizar la denominada «disposición sobre cookies», de tal manera que no será necesario obtener el consentimiento de los usuarios de los sitios web para las cookies que mejoran la experiencia de internet (como son, por ejemplo, las cookies necesarias para recordar el historial del carrito de la compra). Asimismo, dejará de ser necesario el consentimiento del usuario en el caso de las cookies instaladas en un sitio web visitado que efectúen el recuento del número de visitantes a dicho sitio. Las nuevas normas sobre el uso de las cookies permitirán a los usuarios un mayor control de sus entornos y proporcionarán una vía fácil para aceptar o rechazar el seguimiento de « cookies » y otros identificadores en caso de riesgos para la privacidad.
5. Protección contra el correo basura
Otra de las medidas propuestas supone la prohibición del envío de comunicaciones electrónicas no solicitadas por cualquier medio, ya sea mediante correos electrónicos, mensajes de texto y, en principio, también mediante llamadas telefónicas, si los usuarios no han dado su consentimiento conforme a lo establecido en el nuevo Reglamento sobre Protección de Datos Personales. No obstante, la propuesta contempla la posibilidad de otorgar a los consumidores el derecho a oponerse a la recepción de llamadas comerciales de voz, por ejemplo, según señala la Comisión, mediante el registro de su número en una lista “no llame”. En todo caso, será necesario que quienes realicen llamadas comerciales tomen medidas adicionales como indicar su número de teléfono o utilizar un prefijo especial que indique que se trata de una llamada de este tipo.
Los grupos de la industria y sus defensores argumentan que el requisito de consentimiento de la privacidad electrónica y otras disposiciones son tan onerosos que dificultarían las innovaciones como los autos inteligentes, los cuales transmiten información de seguridad automáticamente al fabricante. Además, según estas agrupaciones, si las empresas deben ofrecer servicios de comunicaciones equitativos a las personas que no desean que minen sus datos, podría provocar que algunos sitios o aplicaciones que dependen de la publicidad basada en los datos cobren tarifas o cierren.
Las asociaciones de la industria han cabildeado en el Consejo de la Unión Europea, cuyo liderazgo rota cada seis meses. Para promulgar la ley sobre la privacidad electrónica, lo primero que debe hacer el consejo es llegar a un consenso interno sobre el proyecto de ley para después negociar el contenido final de la ley en una discusión en tres frentes con el Parlamento Europeo y la Comisión Europea, el brazo ejecutivo del bloque.
Las decisiones del consejo son tan cruciales para la privacidad electrónica que la Computer and Communications Industry Association -un organismo que representa a Amazon, Google, Netflix y otras empresas- viajó en octubre a Bulgaria con el objetivo de reunirse con ministros de ese gobierno pues el país está preparándose para asumir la presidencia del consejo. Los defensores del proyecto de ley aseguraron que desde entonces el consejo no había progresado mucho en el tema de la privacidad electrónica.
 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?