×cookies

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

Tu aliado para la venta online en marketplaces internacionales

|

(+34) 913 497 100

|

La consolidación del comercio electrónico en Perú en los tiempos de la COVID19

Red de expertos

En este post de Cristina Santamaría, Consejera Económica y Comercial de España en Lima, nos explica la evolución del eCommerce peruano en los últimos años y su explosión por la actual crisis sanitaria.

En las dos últimas décadas mucho se ha hablado y escrito del crecimiento económico de América Latina y dentro de este relato, Perú ha sido uno de sus más destacados protagonistas.  Y es que en los últimos 20 años la economía peruana ha crecido a una media cercana al 5% anual, siendo dos de las principales consecuencias de este hecho el crecimiento de su renta per cápita y la expansión de su clase media, lo que ha provocado un dinamismo en el comercio como nunca antes este país había conocido.

 

De igual manera, la drástica mejora en la última década en su infraestructura de telecomunicaciones y una población eminentemente joven (el 49.5% de ella tiene menos de 30 años) ha provocado que dentro de ese crecimiento en el comercio, el comercio electrónico este comenzando a ganar protagonismo a pasos agigantados.

 

De todo lo anterior, podemos decir que se trata de una tendencia común en Latinoamérica. Solo en 2019 el e-commerce creció un 23% en la región, representando un 2,3% de su PIB total, y se estima que actualmente puede canalizar en torno al 4,2% del total de las ventas retail. Además, América Latina representa un 8% del total de comercio electrónico mundial en lo que a número de compradores digitales se refiere, con 156 millones. Todo ello, teniendo en cuenta que la penetración de internet en los hogares apenas alcanza al 66% de la población.

Comercio electronico en Peru

 

Perú ocupa actualmente el 6º lugar de América Latina en lo que a volumen de su e-commerce se refiere pero con un crecimiento medio en los últimos años superior al 30% (sensiblemente por encima de la media de la región). En este punto, cabe mencionar que según la CAPECE (Cámara de Comercio Electrónico del Perú), el peso de Perú en el total del e-commerce de América Latina se han multiplicado por 15 solo en la última década, pasando de representar el 1,27% del total en 2009 (con 276 millones de USD) al 5% en 2019 (con 4000 millones de USD).

 

En lo que se refiere a categorías de producto, en Perú, en el 2019, el rey del comercio electrónico siguió siendo la compra de Viajes y Alojamientos (2500 millones de USD), seguido de la Electrónica (691 millones de USD) y la Moda y Belleza (561 millones de USD), si bien las categorías de mayor crecimiento han sido las de Muebles y Electrodomésticos (23%), Juegos y Hobbies, Alimentación y Cuidado Personal (22% en los tres casos).

 principales plataformas eCommerce Peru

 Fuente:www.ecommercenews.pe

 

2020, el comercio electrónico en Perú en los tiempos de la COVID-19

En el actual contexto internacional, marcado por la pandemia de la COVID-19, Perú ha sido uno de los países que mayores restricciones a la movilidad ha aplicado en todo el mundo, imponiendo a su población, entre otras medidas, a una cuarentena general a nivel nacional de casi 4 meses. A pesar de ello, ha sido también uno de los países con mayores índices de contagio y decesos per cápita a nivel mundial.

 

En esta tesitura, con la mayor parte de las tiendas del país cerradas y con un altísimo porcentaje de su población confinada en sus domicilios, el e-commerce ha experimentado un crecimiento exponencial.

 

Según Niubiz (VisaNet), las transacciones por comercio electrónico han llegado a duplicarse en los últimos meses, creciendo en un 120% y alcanzando un ticket promedio de S/. 231 (aprox 65 USD). Mención especial merece el crecimiento del consumo online en la categoría de restaurantes, con un 10190%. Esto ha llevado a que la participación del comercio online haya llegado a tener una participación del 45% sobre el consumo total.

 principales categorias eCommerce Peru

 

Más allá de la actual coyuntura, no resulta descabellado pensar que el creciente protagonismo del comercio electrónico como canal de compra en Perú ha llegado para quedarse, siendo prueba de ello las casi 7000 empresas peruanas que, solo a través de VISA, han incorporado la posibilidad de realizar pagos online este año. A lo que hay que sumar un ecosistema muy favorable para ello con la obligatoriedad, por ley y desde el 1 de enero de 2020, de que todas las empresas peruanas realicen facturación electrónica.

 

Los retos pendientes

A pesar de todo lo anterior, el país seguir teniendo que enfrentar importantes desafíos en los próximos años para llegar al nivel de penetración y volúmenes que el e-commerce ya ha alcanzado en otros países de la región. Entre ellos, ocupa un lugar muy destacado su concentración en la capital, Lima, en detrimento de las otras provincias del país (63% del volumen total de transacciones electrónicas a nivel nacional).

 

No podemos olvidarnos tampoco de la dificultad logística para llevar envíos a zonas de selva y sierra (a donde muy pocos operadores pueden acceder y con unos enormes costes y tiempos de entrega), el todavía bajo nivel de “bancarización” de la población o la ya mencionada baja penetración de internet en los hogares del país.

 

 

Algunas cuestiones a tener en cuenta a la hora de iniciar negocios en Perú en el ámbito del e-commerce:

1-Sobre la moneda de pago: Aunque el Dólar Americano (USD) sigue siendo ampliamente aceptado en numerosos establecimientos, especialmente en la capital, la moneda de referencia para la compra electrónica es la nacional peruana, el Nuevo Sol Peruano (denominado normalmente como S/.). Se trata de una moneda que ha gozado en los últimos 15 años de una gran estabilidad y es la mayormente utilizada a la hora de realizar compras y transacciones dentro del país.

  

Relacionado con este punto, le recordamos que para poder abrir una cuenta bancaria en S/. en un banco peruano, necesitará acreditar su residencia en el país (poseyendo un número de identificación fiscal peruano, RUC, en caso de una empresa).

  

2-Ausencia de un Convenio de Doble Imposición con España. Debido a la no existencia de un Convenio de Doble Imposición entre España y Perú, la prestación de servicios a empresas o particulares peruanos por parte de empresas españolas no domiciliadas en el país está gravada con un impuesto del 30% (los servicios digitales entrarían dentro de este supuesto), o del 15% en el caso de que ese servicio sea considerado una asistencia técnica.

 

En este sentido, el sujeto domiciliado se encontrará en la obligación de retener el 30% (o 15%) por Impuesto a la Renta, en el momento en que este registre contablemente el documento emitido por el sujeto no domiciliado (invoice, factura u otro documento), independientemente de si se pagan o no las respectivas contraprestaciones a los no domiciliados.

 

Aunque dicha retención no tiene un carácter reembolsable, le recomendamos que explore las posibilidades de atenuar el impacto de esa retención en España acogiéndose a la deducción por doble imposición internacional (art 21 Ley Impuesto Sociedades). Asimismo, debe tenerse presente que, los servicios prestados por el sujeto no domiciliado que son utilizados en territorio peruano, se encontrarán gravados con el IGV (de un 18%, impuesto equivalente al IVA en Perú). El obligado a pagar el IGV por utilización de servicio es el sujeto domiciliado, que debe autoliquidar el impuesto e ingresar la cuota en SUNAT (Agencia Tributaria peruana).

 

3-Asesoramiento Jurídico fiscal, mercantil y laboral. Perú presenta un entramado burocrático y legal de una enorme complejidad. Es muy habitual que convivan leyes sin reglamento con jurisprudencia o reglamentos contradictorios. De igual manera, los procesos burocráticos de la administración pueden ser de difícil predictibilidad y plazos de resolución, por lo que les recomendamos tener en cuenta posibles retrasos a la hora de obtener determinados permisos o certificados. Por todo lo anterior, es necesario no escatimar medios ni esfuerzos para asesorarse profesionalmente.

  

Asimismo, es recomendable el registro en el país de aquellas marcas o la propiedad industrial que vaya a comercializar en el país (ante el INDECOPI, Instituto Nacional para la Defensa de la Competencia y la Propiedad Intelectual).

  

4-Mismo idioma pero distinto lenguaje.  Aunque compartimos idioma, culturalmente hay muchas diferencias entre España y Perú, tanto en las preferencias de los consumidores y sus pautas de consumo como en temas relacionados con el lenguaje.  

 

Es importante realizar un estudio sobre las particularidas del consumidor local en relación al tipo de producto o servicio que estemos ofreciendo.

  

También es importante adaptar correctamente las definiciones de lo que queramos vender en Perú a las denominaciones locales (muy especialmente cuando se trate de servicios, como por ejemplo aquellos vinculados al e-learning). Hay muchísimas palabras que aunque son utilizadas en ambos países tienen significados muy diferentes, por ejemplo, en Perú para decir que “la factura está abonada” se diría que “la factura está cancelada”.  

 

 Puedes consultar más información sobre el mercado digital en el Informe e-País de comercio electrónico 2019 realizado por la Oficina Económica y Comercial de España en Lima.

 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?

Autodiagnóstico online
Es necesario estar registrado como Empresa Española e iniciar sesión para acceder