×cookies

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

La liberalización del comercio electrónico en las Islas Canarias

E-Business a fondo

Este estudio de eBay muestra cómo tanto en las economías avanzadas como en las emergentes, las pequeñas empresas con actividad en plataformas de comercio online tienen las mismas oportunidades para dar servicio a clientes de todo el mundo.

 

ecommerce Canarias

Las oportunidades comerciales nacionales y globales ya no solo están al alcance de las grandes corporaciones tradicionales, ahora incluso las empresas más pequeñas pueden llegar directamente a clientes de todo el mundo. Esta tendencia se ve favorecida por el impacto de Internet, la tecnología y las plataformas online en la reducción de costes para el comercio a distancia. 

 

 

 

 

 

1. INTRODUCCIÓN
 
Desde 2011, eBay Public Policy Lab y un equipo de economistas de la firma legal Sidley Austin LLP trabajan juntos para examinar cómo la globalización y la tecnología pueden apoyar a las pequeñas empresas, fomentando una economía más inclusiva y sólida. Han estudiado, en más de 50 países, la creación, internacionalización y crecimiento de empresas que usan la plataforma de compraventa eBay. 
 
Existe una importante actividad comercial y de creación de empresas online en zonas en las que la economía tradicional ofrece pocas oportunidades. Así pues, para el comercio, la tecnología acorta las distancias, algo que beneficia especialmente a las comunidades localizadas fuera de las capitales, las áreas más pobladas o las regiones ricas. 
 
El informe de Ebay “Creando puentes para la actividad económica en territorios remotos”  presenta una investigación sobre los efectos producidos por un cambio reciente de política comercial en el comercio online de una región remota. 
 
El estudio analiza dichos efectos a partir de julio de 2017, fecha en la que se incrementó en las islas Canarias el umbral de bajo valor, el denominado mínimo exento o de minimis, por debajo del cual las importaciones están exentas de los impuestos locales y del papeleo aduanero. Esta reforma se enmarca dentro de una estrategia dirigida a internacionalizar la economía de las islas y tiene como objetivo aumentar el poder adquisitivo de los consumidores insulares. Para ello, se ha estudiado el efecto producido por este cambio de política en las transacciones de eBay realizadas con origen y destino las islas Canarias. Por otra parte, también se ha estudiado el efecto que el aumento del mínimo exento de Estados Unidos efectuado en 2016 tuvo en las ventas online procedentes de las Canarias. Por último, veremos el efecto que un hipotético aumento recíproco del mínimo exento de la Unión Europea tendría en las ventas online desde las islas Canarias.
 
La investigación confirma que las acciones de política comercial que reducen los costes de acceso pueden tener un efecto positivo en las importaciones y exportaciones online en regiones distantes. Se ha comprobado que un cambio del mínimo exento tiene el mismo efecto en el comercio electrónico que una reducción unilateral de los aranceles en el comercio tradicional: un aumento del mínimo exento impulsa las importaciones y las exportaciones online. Además, un aumento recíproco del mínimo exento en los principales mercados de destino de las islas Canarias, en particular la Unión Europea, aumentaría aún más el impacto positivo de la apertura del mercado para las microempresas y pequeñas empresas de la zona. 
 
El artículo concluye con sugerencias de acciones que podrían llevar a cabo las organizaciones y los gobiernos. También recuerda que la noción de mínimo exento para la importación no ayuda por sí sola ni a facilitar el comercio electrónico por parte de las empresas pequeñas, remotas e independientes ni a mejorar el bienestar del consumidor. No obstante, como muestra la investigación, incrementar el nivel del mínimo exento puede tener ese efecto al reducir los costes directos en los mercados de destino. Esto plantea la pregunta de si, además de aumentar el mínimo exento, debemos buscar otras herramientas para asegurarnos de que los comerciantes remotos, pequeños e independientes no están sujetos a impuestos poco adecuados en los mercados de destino.
 
 
2. LAS ISLAS CANARIAS, A CONTRACORRIENTE
 
El archipiélago canario, integrado por siete islas, es una de las comunidades autónomas de España. Las Canarias cuentan con un Gobierno, un Parlamento y una Administración propios. Son además una de las nueve “regiones ultra periféricas” de la Unión Europea, debido a la insularidad de las islas, a su distancia de la Europa continental y a la escasez de materias primas. 
 
Como región ultra periférica, las islas Canarias disfrutan de un régimen económico y fiscal especial. Por ejemplo, tienen permitido aplicar diferenciales fiscales entre algunos productos fabricados localmente y los productos importados en el marco de una estrategia diseñada para impulsar el desarrollo social y económico de las islas (un impuesto denominado Arbitrio sobre las Importaciones y Entregas de Mercancías, AIEM). Este tipo de medida, ideada para proteger la fabricación y las ventas locales, se considera justificada en la Unión Europea por las restricciones que sufren las Canarias: dependencia del turismo, costes elevados de transporte y producción, pequeño tamaño del mercado y bajo nivel de actividad exportadora. 
 
Sin embargo, este modelo de desarrollo basado esencialmente en la protección del mercado no ha llevado a un crecimiento económico sostenible para el conjunto de las islas Canarias. Históricamente, las Canarias han sufrido un alto índice de desempleo, un bajo PIB per cápita y niveles de emprendimiento e innovación más bajos que los de España y la media de la UE. 
 
Desde 2015 se ha apostado por acelerar la reforma del modelo económico canario que se estaba llevando a cabo. Ahora, las prioridades políticas son la diversificación y la internacionalización de la economía con el objetivo de reducir la dependencia del turismo, aumentar las exportaciones y atraer a los emprendedores e inversores extranjeros. Ha habido avances. La previsión para 2018 sugiere que la economía está empezando a despegar en lo referente al crecimiento del PIB, la creación de empleo y la confianza empresarial.
 
 
Hacia un crecimiento basado en la apertura 
 
Canarias forma parte de la Unión Aduanera de la Unión Europea, pero no se consideran territorio de la UE en lo tocante al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Esto significa que, aunque el Código Aduanero de la UE tiene validez en las Canarias, las reglas armonizadas sobre IVA no están vigentes allí. En su lugar, las Canarias aplican un impuesto sobre las ventas (Impuesto General Indirecto Canario, IGIC) que afecta tanto al suministro de mercancías y servicios en las Canarias por parte de comerciantes y profesionales como a las importaciones. Así pues, las importaciones están sujetas a dos impuestos: el  Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) y el  Arbitrio Insular de Entrada de Mercancías (AIEM). 
 
En junio de 2017, el Gobierno canario pactó con el Gobierno central español una reforma destinada a facilitar las importaciones, en particular las realizadas por medio del comercio electrónico, y a mejorar así el poder adquisitivo de los consumidores insulares. El mínimo exento (de minimis) de las islas Canarias para las importaciones pasó de 22 EUR a 150 EUR. Esto significa que los productos con un valor inferior a 150 EUR están exentos del IGIC (aunque siguen estando obligados a pagar el AIEM si cumplen los requisitos para ello). En el caso de los productos procedentes de la UE, también quedan liberados de la obligación de rellenar una declaración aduanera completa (el “Documento Único Administrativo”). El Gobierno canario comentó que esta medida, sumada a la eliminación de la obligación de presentar una declaración aduanera, “facilitará enormemente las compras en el exterior a través de comercio electrónico desde Canarias, al eliminar gestiones y costes adicionales para muchos productos”. 
 
Se trata de una medida excepcional en el actual entorno político global, caracterizado por un aumento del proteccionismo que castiga especialmente a las microempresas y pequeñas empresas de áreas remotas con actividad en Internet mediante la aplicación de impuestos más agresivos al consumo o sobre las ventas en el mercado de destino. La UE y Australia son dos economías avanzadas que están dando pasos para eliminar sus mínimos exentos vigentes desde hace tiempo con el fin de aplicar a los pequeños vendedores minoristas remotos e independientes el IVA e impuestos sobre las ventas vigentes en sus territorios, unos impuestos que son adecuados para los comerciantes locales que generan un beneficio significativo con su negocio local.  
 
 
3. HACIA UN NUEVO MODELO DE INTERNACIONALIZACIÓN
 
En opinión del Gobierno canario, esta reforma impulsa las importaciones online y aumenta el poder adquisitivo de los consumidores insulares. En un contexto más amplio, un incremento del mínimo exento en los aranceles aduaneros y los impuestos locales se debería entender como una política comercial favorable a las pequeñas empresas con actividad en Internet.
 
 
Reducir el coste de la distancia 
 
El comercio de corta distancia convencional no ha sido hasta ahora una opción para la mayoría de las pequeñas empresas, y las cadenas de valor globales han sido incapaces de dar respuesta a las necesidades de un número importante de microempresas y pequeñas y medianas empresas de todo el planeta. La combinación de Internet con los servicios basados en nuevas tecnologías está dando lugar a un nuevo modelo de internacionalización con un potencial considerable para microempresas y pequeñas empresas. 
 
Por ejemplo, las plataformas de comercio online están demostrando ser un medio muy eficaz para que las pequeñas empresas independientes que venden en Internet puedan dar servicio a clientes de mercados lejanos. La plataforma de compraventa eBay favorece la exportación, en especial la de compañías independientes muy pequeñas, tanto en los países avanzados como en los emergentes, hasta un promedio de alrededor de 27 países diferentes al año. En Estados Unidos y en Europa, este modelo fomenta la actividad económica, como la exportación y la creación de empresas, tanto en condados y regiones ricos como en otros que sufren escasez de servicios.
 
Gráfico Canarias
 
                                                                                                                           Fuente: Informe de Ebay 
 
Para las pequeñas empresas, el comercio online es una forma práctica y eficiente de ampliar geográficamente el alcance de su mercado. Los costes asociados a los modelos comerciales tradicionales o para llegar a los clientes a través de una red de establecimientos físicos son prohibitivos. Para las compañías que realizan transacciones transfronterizas en plataformas online, la distancia tiene un impacto negativo mucho menor que el que se le atribuye en el comercio internacional tradicional. Del mismo modo, un informe de 2013 elaborado por el Centro Común de Investigación de la Comisión Europea concluye que la distancia importa mucho menos en Internet.
 
Gráfico Canarias 2
                                                                                                                    Fuente: Informe de Ebay 
 
Las estimaciones, basadas en un conjunto global de datos, sugieren que, en las transacciones internacionales de eBay, la distancia importa un 83% menos que en las transacciones tradicionales. Esto se debe sobre todo al hecho de que la plataforma de comercio online reduce considerablemente los costes del marketing, comunicación e información en mercados remotos. Por supuesto, los costes relacionados con el envío de paquetes de pequeño volumen y el servicio a clientes remotos siguen planteando retos importantes a las MIPYMES, también en el modelo comercial basado en plataformas digitales. 
 
Según el Foro Económico Mundial (FEM), el comercio basado en plataformas ha tenido un fuerte efecto positivo en numerosas MIPYMES, ya que ha abierto nuevas vías de exportación y ha facilitado el acceso a importaciones de bajo coste. El FEM explica que las plataformas de compraventa online han facilitado enormemente la venta y la obtención de mercancías a escala internacional mediante la reducción de muchas de las barreras no arancelarias existentes para el comercio, entre las que cabe destacar el acceso a la información. El Centro de Comercio Internacional señala que el comercio electrónico transfronterizo proporciona una oportunidad única a las microempresas y pequeñas empresas de regiones aisladas que en el pasado tenían problemas para llegar incluso a los mercados regionales. 
 
 
Pero estar lejos sigue teniendo un coste 
 
Las herramientas tecnológicas son cada vez más ubicuas, y los grandes vendedores al por menor, en particular los de las economías avanzadas, emplean herramientas similares a las que están permitiendo reducir las barreras comerciales para las microempresas. Muchos grandes comerciantes combinan la tecnología con una red de establecimientos físicos en una estrategia de negocio omnicanal, lo que nos indica que los establecimientos físicos, complementados con Internet y con las herramientas de la tecnología móvil, se perciben como el medio más competitivo para atraer a los clientes y ofrecerles servicios.
 
Los comerciantes con actividad en Internet, en especial los ubicados en comunidades, regiones e incluso mercados nacionales desfavorecidos, sufren en muchos casos una desventaja con respecto a los comerciantes locales de los mercados privilegiados: sin un establecimiento local, pero con gastos de envío y demoras, intentan dar servicio a clientes remotos, que generalmente prefieren las ofertas y los servicios locales.
 
El comercio online no ha inclinado la balanza a favor de los comerciantes pequeños y remotos, solo ha proporcionado a las pequeñas empresas históricamente excluidas del comercio global una forma de sortear barreras que antes resultaban infranqueables para internacionalizarse en sus propios términos. 
 
Un mínimo exento muy bajo en los aranceles e impuestos locales actúa como una barrera de acceso al mercado para las pequeñas empresas remotas al aplicar impuestos tradicionalmente reservados a compañías remotas que no pueden ofrecer unos servicios similares en esa jurisdicción fiscal. No es ninguna sorpresa que las pequeñas empresas hayan demostrado tener menos capacidad que las grandes compañías para ajustar sus precios al mercado de destino al verse obligadas a asumir costes adicionales. Por ejemplo, un estudio empírico sugiere que los grandes exportadores aumentarían sus precios de exportación tres veces más que las pequeñas empresas al enfrentarse a una depreciación de la divisa local y las pequeñas empresas serían las únicas que no podrían hacer más ajustes al enfrentarse también a los aranceles de importación.
 
La conclusión es que, para que las MIPYMES puedan aprovechar la tecnología para el crecimiento y la expansión, no basta con garantizar que esas empresas estén conectadas, tengan acceso a plataformas online y servicios de pago globales y puedan usar soluciones de entrega eficaces y asequibles. Los costes adicionales impuestos en el mercado de destino agravarán su desventaja como empresas pequeñas y remotas. Este es el motivo por el que aumentar el mínimo exento para el papeleo aduanero y los aranceles e impuestos locales debería considerarse una política de comercio y desarrollo esencial para fomentar un comercio más inclusivo y un crecimiento económico con una base más amplia.
 
 
4. REFORMA POLÍTICA PARA EL COMERCIO ELECTRÓNICO
 
El uso de las nuevas tecnologías y la integración en una economía cada vez más global son características distintivas de las sociedades prósperas. De hecho, el progreso tecnológico y la apertura al comercio son los dos factores que más contribuyen al desarrollo económico. Al mismo tiempo, el comercio ha crecido gracias a la reducción de los costes comerciales propiciada conjuntamente por la tecnología y las políticas. Veamos un ejemplo: la investigación sugiere que la plataforma de comercio electrónico reduce los costes comerciales alrededor de un 83%, mientras que una implementación completa del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio recortaría los costes comerciales de los miembros de la OMC en un 14,3% de media. 
 
En el mejor de los casos, las reformas políticas contribuyen a estimular los cambios tecnológicos, y estos, a su vez, generan presión sobre las políticas. Esto es lo que está sucediendo en las islas Canarias. El Gobierno canario ha implementado una política comercial que incrementa el mínimo exento con el fin de que las importaciones con un valor inferior a 150 EUR estén exentas de la obligación del IGIC y, en el caso de las importaciones procedentes de la UE, de la presentación de una declaración aduanera. Esta política comercial canaria está especialmente concebida para facilitar el comercio online, que se suele caracterizar por volúmenes elevados de envíos de poco valor. La medida reduce los costes para las empresas extranjeras que ofrecen productos de forma remota a los consumidores de las islas. Por supuesto, también recorta los costes para las empresas de las islas que importan mercancías con valores inferiores a 150 EUR. 
 
La investigación sugiere que un mínimo exento más alto tiene el efecto buscado por el Gobierno canario: una reducción de las barreras para la importación es beneficiosa tanto para el bienestar del consumidor como para las empresas locales. Además, una reducción de las barreras para la importación en los principales mercados de destino favorecería la internacionalización del ecosistema empresarial de las islas Canarias.
 
 
El mínimo exento como liberalización comercial 
 
La liberalización unilateral del comercio aumenta la variedad de las importaciones disponibles para las empresas y los consumidores locales. Para los consumidores, esto puede suponer una mejora del bienestar, ya que se traduce en precios más bajos y en una gama más amplia de artículos disponibles. Como referencia de esos beneficios potenciales, Lendle et al. (2012) han predicho la mejora del bienestar de los consumidores derivada de la reducción de los costes comerciales al nivel estimado para las plataformas de comercio online. Han concluido, estudiando 56 países diferentes, que daría lugar a un incremento de los ingresos reales de un 29% de media y que la mayor mejora del bienestar se registraría en los países remotos.
 
El Gobierno canario está intentando aumentar el poder adquisitivo de los consumidores de las islas por medio de unos costes comerciales más bajos en el comercio electrónico. Puesto que Canarias es una región remota, la sustancial subida del 6% en las importaciones atribuible al aumento del mínimo exento sugiere que se puede alcanzar un bienestar aún mayor de los consumidores en las islas.
 
Asimismo, la liberalización unilateral del comercio debería impulsar las exportaciones. La bajada de los aranceles de las importaciones puede beneficiar a los productores locales mediante un abaratamiento de las mercancías importadas, lo que, a su vez, haría más competitivas y variadas sus exportaciones.
 
La política comercial canaria que establece un mínimo exento más alto podría estar ya favoreciendo, por ejemplo, la producción y el diseño de ropa en las islas e incrementando la competitividad de ese sector en los mercados mundiales. Los resultados de la investigación sugieren que el aumento del mínimo exento ha tenido un efecto positivo, incrementando las exportaciones online desde Canarias en un 8%.
 
Sin embargo, para garantizar que se produce un crecimiento global e inclusivo de las MIPYMES, los principales mercados de destino, como la UE, deberían adoptar también esta reforma centrada en la liberalización del aumento del mínimo exento. Una investigación de la OCDE sugiere que los beneficios de la apertura del mercado son mayores cuando participan en ella más países. La apertura del mercado debe ser recíproca para favorecer la producción local de un país, el gasto de los consumidores y las exportaciones. De hecho, un aumento recíproco del mínimo exento de la UE para el IVA podría incrementar las exportaciones online desde Canarias a los consumidores de la UE continental en un 8%. 
 
Además, al comparar los cambios de la política comercial canaria de 2016 y 2017, vemos que el mayor efecto se da cuando el nivel del mínimo exento se eleva y exime tanto del papeleo aduanero como de los impuestos. La facilitación tradicional del comercio se centra en la reducción de la burocracia en las fronteras. Sin embargo, los costes directos en el mercado de destino tienen un impacto considerable en el comercio electrónico. 
 
En conclusión, este análisis del incremento del mínimo exento en las Canarias indica que, para las transacciones online, es una medida equivalente a reducir los aranceles comerciales y tiene el potencial de mejorar el poder adquisitivo de los consumidores y estimular el comercio de las pequeñas empresas que venden en Internet.
 
 
Resultados detallados: 
 
1. Beneficios para las importaciones online 
 
Se ha estudiado el efecto que el aumento del mínimo exento ha tenido en las compras que los consumidores de eBay residentes en las islas Canarias han realizado a vendedores de eBay de la UE. Así, se ha determinado que el incremento del mínimo exento ha tenido un efecto estadísticamente significativo y medible en las importaciones de mercancías con un valor de transacción inferior a 150 EUR procedentes de la UE realizadas por compradores de Canarias a través de eBay.
 
Durante el periodo de seis meses posterior al cambio de política comercial (es decir, de julio a diciembre de 2017), esas importaciones online crecieron en torno a un 6% al mes de media como resultado directo de dicho cambio.
 
Gráfico Canarias 3
                                                                                                                           Fuente: Informe de Ebay 
 
2. Beneficios para las exportaciones online 
 
También se ha analizado el efecto que el aumento del mínimo exento ha tenido en las exportaciones online con procedencia las islas Canarias. El aumento del mínimo exento ha tenido un efecto estadísticamente significativo y medible en las ventas de los vendedores de eBay residentes en las Canarias a compradores de eBay de cualquier lugar del mundo. Así, durante el periodo de seis meses comprendido entre julio y diciembre de 2017, las exportaciones canarias en eBay crecieron de media en torno a un 8% al mes como resultado directo del cambio de política comercial.
 
Gráfico Canarias 4
                                                                                                                           Fuente: Informe de Ebay 
 
3. Propuestas para seguir fomentando las exportaciones online 
 
El efecto de la reforma de política comercial que aumenta el mínimo exento en las islas Canarias, ha tenido un impacto positivo tanto en las importaciones como en las exportaciones online. Esto indica que el aumento del mínimo exento equivale, para las empresas en lugares remotos con actividad en Internet, a reducir los aranceles. El corolario es que las pequeñas empresas canarias se beneficiarían de un mínimo exento más alto en el extranjero. En un intento de aproximar el efecto que un cambio de la política, por ejemplo en la UE, podría tener para las exportaciones online de una región remota, se ha analizado el impacto que el aumento del mínimo exento estadounidense ha tenido para las exportaciones de las islas Canarias realizadas a través de eBay. 
 
En marzo de 2016, Estados Unidos aumentó el mínimo exento para los aranceles e impuestos aduaneros de 200 USD a 800 USD. Este cambio en la política comercial de EEUU ha tenido un efecto estadísticamente significativo y medible en las exportaciones realizadas desde las islas Canarias a EEUU a través de eBay. Durante el periodo de seis meses comprendido entre marzo y septiembre de 2016, las exportaciones de artículos con un valor de transacción inferior a 800 USD realizadas desde las islas Canarias a EEUU a través de eBay aumentaron de media alrededor de un 9% al mes como resultado directo del incremento del mínimo exento. Esto coincide con el efecto que el cambio de política en Canarias ha tenido en las importaciones y las exportaciones online de las islas.
 
Gráfico Canarias 5
                                                                                                                           Fuente: Informe de Ebay 
 
4. Estimación del efecto de un cambio recíproco en la política de la UE 
 
Se ha llevado a cabo una simulación de lo que podría significar para las exportaciones online canarias un aumento del mínimo exento a 150 EUR por parte de la UE. 
 
Se ha estimado la reacción que tendrían las exportaciones de la UE realizadas a través de eBay al aumento del mínimo exento de EEUU, comparándola con la reacción de las exportaciones canarias realizadas a través de eBay al mismo aumento del mínimo exento, lo que permite identificar un “multiplicador de lejanía”. El multiplicador de lejanía refleja el hecho de que las exportaciones online realizadas desde una región remota como las islas Canarias son más sensibles a un cambio de política comercial (arancelaria) que las exportaciones online de la UE continental. Mediante la aplicación de este multiplicador a la reacción que han tenido las exportaciones de la UE realizadas a través de eBay al cambio del mínimo exento en las islas Canarias, se ha podido estimar la respuesta de las exportaciones online canarias a un cambio recíproco en la política comercial de la UE. 
 
Esta evaluación sugiere que las exportaciones online canarias crecerían una media de un 8% al mes si la UE aumentará su mínimo exento a 150 EUR.
 
 
5. Valoración del impacto de diferentes cambios del mínimo exento 
 
En 2016, el Gobierno canario modificó el alcance del mínimo exento para eliminar la obligación de presentar una declaración aduanera. Antes de esto, el mínimo exento de 22 EUR  solo cubría el impuesto local sobre las ventas (IGIC), y todas las importaciones estaban obligadas a presentar la declaración aduanera. En 2017, se aumentó el mínimo exento de 22 EUR a 150 EUR. La regla de minimis actual cubre tanto el IGIC como el papeleo aduanero para las importaciones de la UE, mientras que solo incluye el IGIC para las importaciones con valores inferiores a 150 EUR procedentes de países no miembros. 
 
Durante los seis meses posteriores al cambio que entró en vigor en agosto de 2016, las importaciones de Canarias procedentes de la UE realizadas a través de eBay aumentaron de media en torno a un 2,5% al mes como resultado directo de la ampliación del alcance de la regla de minimis al procedimiento aduanero. El cambio de 2017 del nivel del mínimo exento dio como resultado un aumento considerable (de alrededor del 6%) de las importaciones canarias procedentes de la UE realizadas a través de eBay y un incremento de alrededor del 3,5% de las de los países no pertenecientes a la UE.
 
Gráfico Canarias 6
                                                                                                            Fuente: Informe de Ebay 
 
La facilitación tradicional del comercio se centra en simplificar la burocracia en las fronteras, no en los costes directos en el mercado de destino. Por ejemplo, el párrafo 8.2 del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio de 2017 de la OMC excluye expresamente los impuestos internos, como el IVA, de la obligación de cumplir las reglas de minimis aduaneras. La evaluación del efecto de los dos cambios de la política de mínimo exento realizados por el Gobierno canario sugiere que: 
 
El umbral del mínimo exento debe estar en un nivel concreto para tener algún efecto. 
La exención del mínimo exento debe incluir tanto el papeleo aduanero como los impuestos locales para tener el máximo impacto en el comercio online. 
 
Esto implica que la facilitación del comercio para los pequeños comerciantes online se debe ampliar a los costes directos en los mercados de destino, como los impuestos sobre las ventas y el consumo.
 
 
5. CONCLUSIÓN
 
El aumento, tanto unilateral como recíproco, del mínimo exento para los impuestos y las aduanas tiene un efecto positivo para el comercio electrónico de las regiones remotas, ya que estimula su comercio online. Esto se debe a que la apertura del mercado local y la del mercado extranjero se complementan favoreciendo la competitividad de la producción local y facilitando el acceso a los mercados remotos. 
 
En el contexto de la transformación que la tecnología está provocando en el comercio global, esto es muy relevante, ya que las empresas más pequeñas con actividad en Internet pueden ir más allá de los mercados locales para alcanzar de manera remota a clientes de todo el mundo. Por primera vez las microempresas y pequeñas empresas pueden participar en el comercio mundial como compañías independientes. Es un proceso por el cual las pequeñas empresas venden directamente a clientes de un gran número de mercados extranjeros sin tener presencia local. 
 
La participación en el comercio global, online y remoto por parte de las pequeñas empresas se ve obstaculizada por los costes en los mercados de destino, ya que esas empresas compiten con los comerciantes locales. La facilitación para este tipo de comercio requiere medidas que van más allá de la reducción de la burocracia en las fronteras.
 
Esta investigación confirma dos cosas. En primer lugar, una reducción de los costes en los mercados de destino impulsa el comercio electrónico remoto. Esto se logra mediante una exención del impuesto local sobre las ventas o el consumo. En segundo lugar, esa reducción de costes favorece el comercio online con (y desde) las regiones distantes y económicamente desfavorecidas. Por tanto, si el objetivo es “ayudar a las MIPYMES a participar en los flujos comerciales en mayor número”, la facilitación del comercio tiene que incluir la cuestión de la aplicación de los impuestos locales a los pequeños comerciantes remotos.
 
La UE debería aplicar los resultados del informe a sus políticas sobre desarrollo económico regional, empezando con las regiones ultra periféricas, los territorios de ultramar y los países en desarrollo para invertir la tendencia que aumenta los costes de acceso al mercado para los pequeños comerciantes remotos.
 
1. Regiones ultra periféricas: la UE podría eximir del IVA al comercio online de algunas regiones ultra periféricas con la UE continental como medida encuadrada en el Artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Esto beneficiaría a las regiones situadas fuera de las reglas de IVA de la UE, como las islas Canarias. 
 
2. Países y territorios de ultramar (PTU): la UE podría eximir del IVA al comercio online de ciertos PTU con la UE continental en consonancia con los objetivos del Artículo 198 del TFUE, concebido para impulsar el desarrollo económico y social de los PTU. Esta medida serviría como complemento a las preferencias comerciales unilaterales y a la financiación para el desarrollo que se aplican en la actualidad. 
 
3. Desarrollo sostenible: la UE podría usar sus Acuerdos de Asociación Económica con países africanos, caribeños y del Pacífico para facilitar el comercio remoto online de las pequeñas empresas de esos países con la UE por medio de una exención del IVA.
 
Los gobiernos de todo el mundo deberían usar los hallazgos de este informe para promover el debate sobre las formas de facilitar el comercio a las MIPYMES. La OMC podría ser el foro adecuado para hacerlo. 
 
1. Programa de trabajo: el Grupo de Trabajo Informal sobre MIPYMES creado en la OMC podría estudiar los impuestos sobre las ventas y el consumo en los mercados de destino dentro de su programa de trabajo, ya que se trata de una cuestión relativa a la reducción de los costes comerciales para las MIPYMES que se podría abordar en los informes sobre políticas comerciales de la OMC. 
 
2. Negociaciones plurilaterales: los países afines podrían explorar mecanismos para la aplicación de impuestos locales al comercio online remoto, por ejemplo, a través de un acuerdo de minimis plurilateral. que se negociaría entre una coalición de países. Cada país miembro se comprometería a incrementar sus niveles de mínimo exento durante un periodo de tiempo definido a cambio de compromisos similares por parte de los otros países. La mecánica sería similar a la que rige las reducciones arancelarias en los acuerdos comerciales. El acuerdo podría contar con ayuda para evaluar el impacto, mecanismos de mejora de la capacidad para que las MIPYMES puedan aprovechar el comercio online, etc. 
 
Minimizar y simplificar los procesos aduaneros tiene un efecto positivo en el comercio electrónico. La conclusión es que, para acelerar el comercio online global y ampliar así la participación en el comercio a las MIPYMES independientes con actividad en Internet, los gobiernos deben intensificar sus esfuerzos de facilitación del comercio también en el área de la digitalización de los procesos aduaneros.
 
1. Una coalición de voluntades, idealmente integrada por los países de la UE y por países en desarrollo con la ayuda de organizaciones como el Banco Mundial y la CNUCYD, podría desarrollar programas para la modernización de las aduanas centrados en el comercio electrónico remoto de las MIPYMES. Esos programas deberían incluir: 
 
Un portal de aduanas digital que permita a los exportadores generar fácilmente los documentos que deben acompañar a los paquetes y un punto único de contacto con las autoridades aduaneras. 
 
Las MIPYMES podrían obtener el estatus de “comerciante electrónico de confianza” a través del portal, donde el registro de los documentos aduaneros, serviría para demostrar la conformidad con los requisitos aduaneros y de seguridad a lo largo del tiempo. 
 
Un diálogo público-privado para diseñar los modelos de gestión de riesgos adecuados para el comercio online de las MIPYMES.
 
Por último, hay que recordar que el mínimo exento es un techo de valoración que pretende encontrar un equilibrio entre costes e ingresos aduaneros al cobrar impuestos y procesar los envíos de bajo valor y bajo riesgo. Los umbrales del mínimo exento no están concebidos para facilitar el comercio online de las pequeñas empresas independientes y remotas ni para incrementar el bienestar de los consumidores. No obstante, aumentar el mínimo exento puede tener ese efecto, ya que favorece el comercio online. 
 
Sin embargo, no es el mínimo exento por sí mismo, sino la ausencia de costes directos e indirectos, lo que impulsa el comercio electrónico. Eso nos lleva a preguntarnos si deberíamos buscar otras herramientas distintas del mínimo exento para asegurarnos de que los comerciantes pequeños, remotos e independientes no están sujetos a impuestos inadecuados en los mercados de destino. Esto podría materializarse en acuerdos multilaterales o plurilaterales para reducir los impuestos de los productos de las microempresas y pequeñas empresas remotas con el fin de fomentar el comercio inclusivo, el crecimiento económico y el desarrollo.
 

 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?