×cookies

AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines exclusivamente internos y analíticos. Nos permiten recordar, controlar y entender cómo navegan los usuarios a través de nuestra web, pudiendo ofrecer un servicio en base a la información de navegación de usuario. Algunas de ellas pertenecen a terceros ubicados en países cuya legislación no garantiza un nivel adecuado de protección de datos. Haz clic aquí para más información sobre nuestra política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando en "Configurar".


Tu aliado para la venta online en marketplaces internacionales

|

(+34) 913 497 100

|

¿Qué impulsa el crecimiento del comercio electrónico en China?

Noticia

China es el país con más compradores y vendedores en línea, ayudado por ser la nación más poblada del mundo

ecommerce China

El mercado de comercio electrónico minorista de China es el mayor del mundo desde 2013. Sus ventas se multiplicaron por 34 en la década hasta 2020, en comparación con el crecimiento mundial, que se multiplicó por nueve. En 2020, sus ventas se situaron en 2,3 billones de dólares, lo que representa algo más de la mitad del total del mercado mundial de comercio electrónico, que es de 4,3 billones de dólares. ¿Qué ha contribuido a este notable crecimiento?

China es el país con más compradores y vendedores en línea, gracias a que es la nación más poblada del mundo. A finales de 2020, contaba con 782 millones de consumidores en línea, más del doble de la población estadounidense, el siguiente mercado más grande. Su mayor plataforma de comercio electrónico, Taobao de Alibaba, tiene 4,5 millones de vendedores activos en el país. En cambio, el gigante estadounidense del comercio electrónico, Amazon, tiene 1,5 millones de vendedores activos en todo el mundo.

El mercado de comercio electrónico de China no sólo es grande, sino también diverso, lo que ofrece una gran variedad de marcas. Aunque las ciudades más ricas, como Pekín, Shanghai, Guangzhou y Shenzhen, siguen siendo importantes, los principales impulsores del crecimiento son ciudades más pequeñas y menos ricas. Estas ciudades representan a compradores emergentes de renta media que han recurrido en masa a las tiendas online debido al limitado acceso a las tiendas físicas en sus ciudades. Compran sobre todo productos de consumo y del hogar con una buena relación calidad-precio, más que productos de gama alta.

En China, más del 90% de las ventas de comercio electrónico se realizan a través de dispositivos móviles, frente al 43% en Estados Unidos. En general, China cuenta con 932 millones de usuarios de Internet móvil, lo que representa un 99,2% de penetración de Internet móvil.

Los pagos por móvil despegaron a partir de 2012 con la adopción generalizada de teléfonos inteligentes y aplicaciones de pago. La proporción de los pagos móviles con respecto a los no móviles aumentó del 4% al 85% en 2019. La ausencia de una cultura de tarjetas de crédito también impulsó el crecimiento.

Pero los primeros días de las compras online se vieron empañados por la falta de confianza en las transacciones. Alipay, el pionero, abordó esto a través de un sistema de custodia en línea. Alipay retiene el pago durante unos 10 días después de que el comprador reciba la mercancía. Esto da al vendedor la confianza de que recibirá el pago, y al comprador la confianza de que su pago será reembolsado si es necesario.

Otras innovaciones en el pago digital son la introducción por parte de Alipay de su propia versión virtual de una tarjeta de crédito en 2015. Con Huabei, los consumidores pueden aplazar el pago de sus compras durante un mes o realizar pagos a plazos, lo que hace más atractiva la compra online. Además, a través de Zhima Credit, un sistema de puntuación de crédito personal, los consumidores pueden alquilar artículos, reservar hoteles o probar productos antes de decidirse a comprar, todo ello sin tener que hacer un depósito. Zhima Credit determina la puntuación crediticia de los consumidores basándose en la información que recopila, como el historial de crédito en línea, las compras en línea, el pago de facturas, el comportamiento de las transferencias de dinero y los antecedentes profesionales y educativos.

Las continuas innovaciones han impulsado la aceptación de las aplicaciones de pago y, a su vez, el crecimiento del comercio electrónico. Alipay y WeChat, junto con otras aplicaciones populares, como Meituan (para la entrega de comida en línea) y Didi (para el transporte en coche) se conocen ahora como "superapps". La aplicación principal contiene sub-aplicaciones o mini-programas desarrollados por la aplicación o por terceros. Por ejemplo, los usuarios de Alipay pueden recargar el crédito de su teléfono móvil, pagar facturas, reservar un coche, hacer inversiones, comprar un seguro, comprobar su código sanitario COVID-19 o hacer donaciones.

La transmisión en directo, junto con los vídeos cortos y las redes sociales, está transformando las compras en línea en una experiencia divertida, interactiva y entretenida: el comercio social. En los tres años hasta 2020, las ventas por livestream se han multiplicado por más de 28 hasta alcanzar 1,05 billones de RMB (157.000 millones de dólares). En el primer día de preventa del "Doble-11" de 2020, el mayor día de compras de China, Weiya, uno de los influencers más populares, vendió más de 5.300 millones de RMB en productos para Taobao.

La inteligencia artificial y el big data se utilizan habitualmente para responder a las consultas de los clientes, ofrecer sugerencias personalizadas de productos, automatizar las operaciones de almacén, prever la demanda de compras y optimizar la distribución de los productos en los almacenes y la entrega a los clientes. En el "Doble-11" del año pasado, el motor de recomendaciones de Alibaba ayudó a encontrar 40 millones de nuevos productos a los clientes y aumentó los productos consultados en un 40%. Su sistema de atención al cliente con IA, AliMe, respondió a 2.100 millones de consultas.

Los consumidores quieren que los productos se entreguen de forma rápida, segura, cómoda y barata. Para hacer frente a los retos de la entrega de última milla, las empresas han realizado grandes inversiones en la automatización de almacenes y en la tecnología logística inteligente. Por ejemplo, Cainiao, la mayor empresa de entrega en línea del país, tarda una media de 48 horas en entregar un paquete en todo el país. JD ofrece ahora entregas en el mismo día o al día siguiente en más de 200 ciudades. Hace una década, sólo estaba disponible en seis ciudades.

El gobierno considera que el comercio electrónico es un motor clave del crecimiento económico. Muchos de los impulsores del comercio electrónico mencionados anteriormente han sido alimentados y apoyados por el gobierno en diferentes etapas de desarrollo.

La alta penetración de Internet móvil se ha visto respaldada por la inversión en infraestructuras, en particular la accesibilidad y la velocidad de Internet. El almacenamiento logístico se ve facilitado por los terrenos destinados a la logística del comercio electrónico en la planificación urbana. El gobierno ayudó a los proyectos piloto de demostración de la cadena de valor del comercio electrónico agrícola. Una regulación financiera tolerante, al menos hasta hace poco, ha permitido que la tecnología financiera innove y prospere.

Tal vez el factor más olvidado sea la apertura mental de los consumidores chinos hacia las nuevas tecnologías. China ha cambiado mucho y muy rápido en los últimos 40 años. Por ello, sus consumidores y ciudadanos están bien adaptados a las innovaciones.

 

 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?

Autodiagnóstico online
Es necesario estar registrado como Empresa Española e iniciar sesión para acceder