×cookies

AVISO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para fines exclusivamente internos y analíticos. Nos permiten recordar, controlar y entender cómo navegan los usuarios a través de nuestra web, pudiendo ofrecer un servicio en base a la información de navegación de usuario. Algunas de ellas pertenecen a terceros ubicados en países cuya legislación no garantiza un nivel adecuado de protección de datos. Haz clic aquí para más información sobre nuestra política de cookies. Puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar” o configurarlas o rechazar su uso clicando en "Configurar".


Tu aliado para la venta online en marketplaces internacionales

|

(+34) 913 497 100

|

Una web no responsive puede reducir hasta un 53% de los clientes potenciales de una empresa

Noticia

Muchos usuarios pueden entrar en tu web y perderlos casi instantáneamente. Tener una web que está mal estructurada no es cómodo, y si no tienes un diseño responsive, puede generarte problemas

Web responsive

Hace mucho tiempo que los móviles sustituyeron en la mayoría de las tareas a los ordenadores y desde entonces, el número de usuarios que navegan con su Smartphone ha aumentado considerablemente. Por lo tanto, si la mayoría de las personas navegan mediante el móvil, las páginas web deberían adaptarse también al formato de este dispositivo.


Si no consigues una buena experiencia de usuario, tus clientes no tardarán en fijarse en lo que les ofrecen los competidores, y terminarán eligiéndolos a ellos. Un error muy grave a estas alturas es no adoptar un diseño web responsive, hasta el punto de que podrías perder posiciones en Google simplemente por esto.

 

El diseño responsivo, o responsive design, es la disciplina que adapta las páginas web a los diversos dispositivos que las personas utilizan para navegar.


Gracias al diseño responsive una misma página web puede llegar a todos los usuarios, indiferentemente del dispositivo que estos estén utilizando para navegar. De esta forma, las empresas no necesitarán crear páginas alternativas para cada formato, sino que bastará con una sola versión adaptable. Las empresas que no cuentan con un diseño responsive a todos los formatos se arriesgan a ser penalizadas por Google, ya que no habrá un contenido duplicado. Cuando una empresa crea varias páginas web para todos los formatos, con el mismo contenido, es muy probable que estas webs sean penalizadas por Google por duplicidad.


No obstante, la principal ventaja del diseño responsive es que al haber menor tasa de rebote (menos abandono por contenido no adaptado) las empresas tendrán más tráfico y más alcance. Esta ventaja también favorece los algoritmos de Google, que valora que una web sea más accesible y es algo que tiene muy en cuenta a la hora de posicionar la web. Otra gran ventaja de las webs responsive es que estas suelen conseguir mejor los objetivos de las campañas de marketing online. Gracias al uso de los dispositivos móviles, las webs pueden recibir más información sobre los intereses que tienen los usuarios.

 

También llamado diseño adaptable, diseño adaptativo o responsivo. El diseño responsive gira entorno a modificar la apariencia del sitio web para adaptarla al dispositivo desde el cuál se está visitando la página. De este modo, la experiencia del usuario mejora notablemente, y es uno de los recursos de optimización SEO que Google plantea encarecidamente. Teniendo en cuenta que desde 2015, cambió su algoritmo para premiar a aquellas webs que sí lo hacían.


Pero el diseño responsive, es algo más que limitarse a una mera visualización a cada dispositivo. Nos ofrece la posibilidad de modificar el diseño (sin hacerlo) y adaptarlo de forma genuina a cada dispositivo. De potenciar nuestro SEO, y que nuestra web no sea relegada por otras que sí lo incorporan. Al final, todo suma, y hoy vamos a hablar sobre los diseños adaptables.


Se trata en esencia de la adaptación de una web a cada tipo de dispositivo desde el que se pretenda conectar. Antiguamente, internet era únicamente accesible desde un ordenador de mesa o portátil. Actualmente, podemos encontrar conexiones desde los móviles (que es lo más habitual), tablets, libros electrónicos, etc. El primer efecto que se nota en caso de no disponer de un diseño web responsive, son fallos básicos del tipo, una mala estructura, o que el dispositivo no soporte ciertas visualizaciones. Eso debido a las pantallas, los procesadores que llevan, los sistemas operativos, la resolución o que la memoria es diferente en cada dispositivo.


Gracias a este tipo de diseño, desde una sola HTML y CSS es posible solventar y dar solución a todos los inconvenientes anteriores, que por ejemplo son muy populares entre diseños de ancho fijo. Además, la necesidad de mantener cada una de las webs queda unificada a un solo lugar. Lograrás mejores y más óptimos resultados, y una menor carga de trabajo.

Cómo transformar una web a design responsive. Son diferentes las vías para conseguirlo.


1. Crea una versión móvil. Imprescindible y luego hablaremos de ello. Esta es la forma más «aparatosa», pero vas a conseguir los mismos beneficios (con algo más de trabajo). Al tener un peso de escritorio menor, y la opción de mejores imágenes, podrás mejorar la velocidad de tu sitio. Si por ejemplo usas WordPress, puedes usar algún Plugin, que es lo más económico y rápido. Por ejemplo el WPtouch Pro.
2. Utiliza una plantilla prediseñada responsive. En el caso de WordPress y otros sistemas de gestión de contenidos (CMS) como Joomla, tienen por lo general casi todas sus plantillas con diseño responsive actualmente.
3. Descarga plantillas responsive. Lo mejor de estos casos, es que llegan a detectar el tamaño de la pantalla de cada dispositivo y adaptan el contenido a él. 

 

Si no tienes una web responsive, Google te penalizará, pero no solo te tiene que preocupar su algoritmo: de cara a tu target puede encontrar tan complicada de manejar tu web que no perderá ni un segundo más en ella.


La mayoría de las plantillas web que se utilizan ahora mismo son responsive, pero no siempre es así. Debes asegurarte de que cumpla con esta condición antes de empezar a desarrollar tu página.


También puede darse el caso de que cuentes con una página que esté bastante obsoleta.


Ventajas de que la web de tu tienda online sea diseño responsive


1. Tu web estará preparada para el acceso desde un teléfono móvil

2. Podrás recibir a usuarios que acceden desde una Tablet

3. El ecommerce estará preparado para recibir visitas desde Smart TV
.
4. Incremento de las ventas

5. Optimiza la búsqueda a nivel geográfico

6. Mejora los valores de conversión

7. Informes mucho más interesantes

8. Conseguirás una mejor posición en los buscadores

9. Te permite ahorrar mucho dinero

10. Reduce el tiempo de gestión

11. Potencia la experiencia del usuario


Además de todas las ventajas de un diseño responsive, es importante tener presente que también es una forma de mejorar la experiencia de usuario, desde el momento en el que accede al ecommerce, hasta que lo abandona. También eleva las posibilidades de que vuelva a comprar en la web.


Conociendo estas ventajas sobre los diseños responsive, sus consecuencias si no los implantamos, es mejor que empieces con su adaptación en tu tienda online cuanto antes.

 

 

 

 

 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?

Autodiagnóstico online
Es necesario estar registrado como Empresa Española e iniciar sesión para acceder