×cookies

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

¿Pueden las tiendas de conveniencia competir en un mundo digital?

Noticia

De la entrega en 1 hora hasta las tiendas de alimentación en las que se recoge la compra desde el coche, pasando por ofrecer numerosos métodos de pago... al comprador moderno lo que le importa es la comodidad.

Tiendas de conveniencia

El lugar donde se ubica un negocio es de suma importancia en el comercio offline, si bien es cierto que en la venta en línea omnicanal esta importancia se reduce bastante. Cuando hablamos de las tiendas de conveniencia reales, sin embargo, una de las cosas que las caracteriza es que están en el lugar adecuado en el momento oportuno. En su caso, la ubicación es el principal atractivo. 
 
Según un análisis de Nielsen de marzo de 2018, los canales minoristas que abrieron la mayoría de tiendas entre 2007 y 2017 en EEUU fueron los de tiendas de todo a un dólar (11.249), los de tiendas de conveniencia y tiendas en gasolineras (8.650) y los de droguerías y parafarmacia (5.632).
 
Un estudio de Dunnhumby teoriza sobre como estos canales que ahora se solapan podrían transformarse incluso más. Compararon los tres canales mediante distintos criterios y, en un sondeo realizado a los consumidores, las tiendas de droguería y parafarmacia superaron a las tiendas de conveniencia y a las de todo a un dólar en factores emocionales como la confianza, la probabilidad de recomendación y el disgusto si la tienda cerraba. Las droguerías también salieron victoriosas en cuanto a ofertas digitales y descuentos. 
 
Por otra parte, las tiendas de conveniencia se situaban con clara ventaja sobre el resto de canales cuando eran un destino para adquirir comida. 
 
Según la Asociación nacional de tiendas de conveniencia (NACS, por sus siglas en inglés), el 83 % de las compras en tiendas de conveniencia se consume en el plazo de 1 hora, y el 65 % de inmediato. Las comidas preparadas conforman aproximadamente el 23 % de los artículos vendidos, pero la categoría es responsable del 34 % del beneficio bruto. La mayor cuota de ventas en las tiendas de conveniencia es para los productos derivados del tabaco, un 34 %, si bien resultan menos rentables (17 %).
 
Además, la comida preparada se ha convertido en un factor diferenciador en los supermercados, y esta tendencia creciente es a la que Amazon Go aspira a acceder con su expansión dirigida hacia los trabajadores de oficina. 
 
Las tiendas de conveniencia no se prestan al comercio electrónico, de igual manera que las compras por Internet constituyen la antítesis de cualquier tienda de barrio o gasolinera, cuya misión es estar ahí para cualquier necesidad de compra rápida, imprevista y frecuente. En una encuesta realizada en febrero de 2018 por TrendSource, el mayor número de usuarios de Internet de EEUU compró en tiendas de conveniencia entre dos y tres veces a la semana; la mayoría de clientes fueron hombres (33,3 %) con edades comprendidas entre los 37 y los 52 años (31,9 %).  
 
Es el modelo omnicanal el que podría presionar a las tiendas de conveniencia tradicionales con el uso del móvil para mayor comodidad. Más allá de la oferta de cupones por medio del móvil y los programas de fidelización, los compradores podrían usar sistemas de autopago mediante el móvil o realizar pedidos sobre la marcha para recoger. 
 
Y la entrega, lo último en comodidad, no es algo que no se tenga en cuenta. De acuerdo con TrendSource, la cifra de usuarios de Internet en EEUU que mostraban al menos cierto interés en servicios de entrega de las tiendas de conveniencia (37%) era prácticamente igual a la de los que no mostraban ningún interés (36,6%). El nivel de interés aumentaba con la frecuencia de compra: el 44,7% de los que acudían a comprar a las tiendas de conveniencia dos o tres veces por semana mostraba al menos cierto interés en la posibilidad de usar servicios de entrega, mientras que entre los compradores diarios el 54,5% la veía con buenos ojos. 
 
 
 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?