×cookies

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

El nuevo modelo de escaparate del siglo XXI: las RRSS

Noticia

Las redes sociales no solo sirven para ponerse en contacto con familiares, amigos y conocidos, ahora también se han convertido en el escaparate de las principales marcas de modaQuienes exportan a China ya son conscientes de que deben mantenerse atentos a la normativa de comercio electrónico transfronterizo, pues esta facilita el acceso a su gran mercado, pero posiblemente finalizará este año

redes sociales

En la actualidad, millones de personas de diferentes segmentos de la población, con diferentes gustos y características hacen uso diariamente de las redes sociales. Hace unos años, todavía no se había desarrollado por completo el propósito comercial de las mismas. Sin embargo, hoy día ya es una realidad y son muchas las empresas online que se suman a la causa. Poco después de que Facebook lanzase su Marketplace, Instagram ya había anunciado en España Instagram Shopping, y Google sus Shopping Actions.
Según Deborah Liu, vicepresidenta de Marketplace en Facebook, el marketplace surgió porque los usuarios ya realizaban dichas acciones en publicaciones estándar de la red social, tan solo hubo que crear un espacio especializado para ellas, pero la demanda ya existía. Además, el nuevo algoritmo de Facebook hace uso de los gustos y recomendaciones de cada usuario para ofrecerle productos que podrían interesarle.
Pero esto no es todo, Google, en un intento por aumentar sus ventas y ganar terreno a marketplaces como Amazon, que desde hace un tiempo le venía arrebatando la supremacía en las búsquedas, también ha protagonizado un ejemplo de empleo de las redes sociales como escaparate, pues sería a principios de 2018 cuando Daniel Alegre, presidente de compras de Google, anunciara el lanzamiento de Google Shopping Actions.
Shopping Actions pretende servir como una iniciativa para aumentar las ventas de los minoristas, favoreciendo que, al realizar búsquedas en Google del tipo “dónde comprar…”, el cliente pueda añadir los productos sugeridos directamente a una cesta, de la cual Google se llevaría una comisión.
En cuanto a Instagram Shopping, es un modelo que surgió exitosamente en Estados Unidos el pasado año y también está presente en otros países como Reino Unido, Italia, Canadá, Australia, Brasil o Francia. Esta herramienta permite a las empresas añadir etiquetas en las fotos indicando el precio y que den la opción al usuario de comprarlos directamente desde la fotografía, sin tener que acceder a la web de la tienda.
Para participar en Instagram Shopping, hay una serie de condiciones necesarias. Es necesario instalar la última versión de Instagram y haber realizado al menos nueve publicaciones. El perfil de la tienda ha de ser un perfil de empresa y han de tener una web oficial en la que vendan productos físicos y haber integrado el catálogo en Facebook con Shopify o BigCommerce.
Como es evidente, las principales empresas online y redes sociales ya han aprovechado la inserción de productos directamente en sus plataformas para conseguir aumentar las ventas, una vez se normalicen estos procesos ¿cuál será el siguiente giro de su trayectoria?

Fuentes: bolsamania, xataka

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?