Ley General de Protección de Datos Europea (RGPD)

Noticia

Con la entrada en vigor de la LGPD nacen nuevas normas que toda empresa que trate con datos personales de sus clientes debe tratar de asimilar cuanto antes para así evitar caer en su incumplimiento

 

lgpd ley

Aunque ya son dos los años que han pasado desde que entrara en vigor, a partir del 25 de mayo de 2018 será de obligado cumplimiento el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) 2016/679. Sin embargo, ¿qué implicaciones tiene esta modificación? ¿cómo afectará al día a día de empresas y consumidores?
En primer lugar, conviene aclarar que este reglamento afectará a todas las entidades dentro de la Unión Europea que traten datos personales de sus clientes, pero también, como novedad, a aquellas de fuera de la Unión que hagan uso de información de ciudadanos que sí pertenezcan ella.
Son numerosos los cambios que incorpora, pero en esta publicación pondremos de manifiesto los principales:
● Dada la complejidad y extensión de las políticas de datos, el consumidor es más propenso a pasarlas por alto. Es por esto que se comenzará a regular su estructura y contenido.
Eliminación de los packs: una cosa ya no llevará a la otra. Será necesario que el cliente acepte por separado todo aquello que no sea indispensable para adquirir el bien o servicio en cuestión, es decir, comunicaciones por correo electrónico, mensajes de texto, etc.
Derecho al olvido: permitirá a los consumidores elegir cuándo la empresa debe deshacerse de sus datos una vez estos ya no se estén utilizando para el propósito con el que se proporcionaron.
● Algunas empresas tendrán que incluir la figura del Delegado de Protección de Datos (DPO) para que el cliente pueda referirse a él en caso de dudas, quejas o reclamaciones en relación al tratamiento de sus datos.
Accountability, es decir, se obligará a las empresas a llevar un registro del tratamiento de los datos y no solo a evaluar el riesgo de que los datos se filtren, sino también a pensar en formas de evitar dicho riesgo, en lugar de actuar una vez ya se haya producido.
En realidad, parte del revuelo causado por el nuevo RGPD reside en el considerable aumento del número y la cuantía de las sanciones derivadas de su incumplimiento, llegando hasta los 20 millones de euros o el 4% del volumen total del negocio a nivel mundial.
Conviene destacar la iniciativa de la Agencia Española de Protección de Datos (AGPD), que pone a disposición de las empresas una herramienta para facilitar la adaptación a la nueva regulación, accesible desde este enlace.
En definitiva, en un mundo en el que se habla de la información como el «petróleo del siglo XXI», los cambios en el RGPD contribuirán a que las empresas no puedan beneficiarse económicamente del tratamiento de los datos de sus clientes sin consentimiento previo y otorgar a los consumidores mayor potestad en las actuaciones sobre su información personal.
Fuentes: eShow Magazine; Proteccióndedatos-lopd.com; Agencia Española de Protección de Datos (AGPD)

 

Autodiagnóstico online¿Estás preparado para utilizar mercados electrónicos?